domingo, 6 de julio de 2008

NO OLVIDEMOS A MYANMAR


El ciclón Nagris pasó y dejo en su carrera por Myanmar decenas de miles de muertos y destrucción en el delta del rio Irrawaddy. El tiempo ha pasado, las noticias han abandonado la primera pagina de los periódicos y ya nadie habla de lo que allí ocurrió. El hecho de decidirme a escribir una letras sobre este país me a hecho pensármelo, no quería parecer oportunista o que nadie pensara que utilizábamos la tragedia para un beneficio empresarial. En mi bandeja de emails tengo archivados los correos de nuestros amigos y corresponsales de Myanmar pidiéndonos que no los olvidáramos, que ahora más que nunca necesitaban la ayuda de sus corresponsales para promocionar el país y llenarlo de visitantes, que explicáramos a nuestros clientes que desde Yangoon hacia el norte no había pasado nada, que todo funciona, pero que no tienen trabajo, que los turistas no llegan….
Esta es la realidad y con el tiempo pasado creo que ya se puede decir claramente. Mucha gente en Myanmar vive del turismo, trabajan en hoteles, son artesanos, guías, etc. Y llevan muchos meses sin trabajo. Myanmar sigue siendo el país amable y delicioso de siempre, de bellos paisajes y gentes amables. Tengámoslo en cuenta, si Myanmar estaba en la agenda de próximos viajes, de verdad, no hay motivo para sacarlo, disfrutaremos de una magnífica experiencia y devolveremos a sus gentes la alegría de poder realizar su trabajo y sacar adelante su vida.
José Antonio Masiá