jueves, 26 de agosto de 2010

¡Nepal, temporada de trekking a la vista!


Cuando el monzón cese en su actividad de aportar lluvia a las resecas tierras asiáticas, esto sucederá sobre el quince de septiembre (si el cambio climático lo permite), comenzará la temporada de trekking en Nepal. Las gruesas nubes que hasta entonces han cubierto sus cielos se irán disipando y la humedad y el calor dejaran lugar a un clima fresco y saludable. Será hora de hacer recuento de los daños que, sin duda, habrá provocado este fenómeno climático, que año tras año trae la ansiada agua necesaria para las cosechas y la vida, pero que también arrasa campos y propiedades, el caso de Pakistán es bien palpable en estos días.
Poco a poco la normalidad se impondrá, se reparan los caminos y las infraestructuras y los extranjeros con mochilas y extravagantes vestimentas empezaremos a llenar las calles de Kathmandú y en concreto del barrio de Thamel, centro comercial de la ciudad.
En esas fechas las grandes expediciones que acometerán la tarea de subir a los picos de ocho mil metros, comienzan a trasladar sus enormes equipajes hacia los campos bases de las montañas y los trekkers, ya en los primeros días de octubre, ultimarán detalles antes de comenzar sus rutas.
Nadie mejor que los nepalíes saben atender un trekking. Su experiencia es única y va unida al comienzo de la historia de las expediciones de montaña sobre mediados del pasado siglo. La raza sherpa ha unido su historia milenaria a la de las montañas que les sirven de hábitat, sus condiciones físicas son inigualables, pero su carácter amable y honesto les ha forjado una justa fama en las grandes gestas alpinas, pero también en el día a día de la multitud de trekking que recorren el Himalaya cada temporada.
Si queremos disfrutar de la montaña, cada uno a su nivel y en Nepal es fácil encontrarlo, este país es imprescindible. Es posible que nunca disfrutemos más que recorriendo esos caminos que atraviesan valles y collados, que unen aldeas, que conducen a monasterios y que siempre están a la sombra de majestuosas montañas. Montañas que han incendiado nuestros sueños, al menos los míos, cuando éramos niños y leíamos las narraciones de Maurice Herzog o de John Hunt.
Lo dicho, la temporada se acerca y si Nepal es tu opción para este año es hora de “moverse”.
JAM