domingo, 17 de junio de 2012

La Aventura de la fotografía



El viajar y la fotografía van íntimamente unidos. El placer de conocer el mundo y convertir nuestra experiencia en una imagen o ¿por qué no? en una obra de arte, han ido siempre de la mano. Pero la experiencia fotográfica, necesita de un “tempo” especial que solo se consigue en viajes diseñados específicamente para ello, de modo artesanal, reposado, que permitan elegir las mejores luces, los personajes inéditos y los mejores momentos. En esa línea hemos trabajado el fotógrafo Harry Fich y su empresa Nomad Expediciones Fotográficas y Trekking y Aventura para dar luz a este nuevo e ilusionante proyecto: La Aventura de la fotografía.
 Rutas a la medida de grupos 4 a 8 fotógrafos y con un enfoque de foto-documentalismo, potenciando el contacto cercano a los habitantes y la región. El pequeño tamaño del grupo, permite una integración menos agresiva en los ambientes y facilita la reacción para aprovechar las oportunidades fotográficas que puedan surgir. El fotógrafo responsable del viaje, asesora sobre los elementos técnicos de la fotografía y, en especial, se centra en los que rodean la propia toma y que configuran el aspecto documental. En el desarrollo de la actividad se enseña y aprende fotografía, pero no a la manera tradicional. No es un "Taller fotográfico" en un viaje, ni en un curso en un país remoto. Es menos académico pero posiblemente más intenso. Los viajeros-fotógrafos disponen de total libertad en su actividad. Nuestro enfoque está claramente dirigido hacia la fotografía de viaje con un carácter documentalista y cubre los distintos aspectos necesarios para desarrollar la pasión fotográfica orientada hacia el reportaje. En la medida en que lo permite el devenir del programa, cada dos o tres días se realiza un visionado de las fotografías realizadas y la discusión sobre los diferentes aspectos susceptibles de mejora o de crítica. Es una tutoría dinámica y se pretende vivirla a diario.

¿Cómo es un día de un Viaje Fotográfico? Los días están esbozados, pero no todo lo que sucede está siempre escrito... Puede ser en una gran ciudad, recorriendo las lavanderías al aire libre antes de adentrarse en las barriadas (Slums) en las que se desarrolla una vida paralela. O quizá en una Varanasi en paz, tranquilamente, paseando los ghats o cruzando del otro lado - donde no va nadie - para atisbar desde allí el bullicio de la ciudad y los turistas. O un par de días durmiendo junto a Katmandú en un monasterio budista. Podemos ver un amanecer, en un astillero con inmensos barcos de madera, fotografiando a la gente mientras trabaja en naves de tres pisos de altura. Más tarde, tomar el té de media mañana mientras admiramos una playa solitaria y departimos sobre el trabajo realizado. La visita a un templo y sus aledaños ocupará el resto de la mañana y parte de la tarde, documentando la vida de los fieles y las bendiciones de las "Hijras", el "tercer sexo". Esa noche puede acabar disfrutando de los músicos tribales en un campamento del Kutch después de cenar al aire libre.

La primera expedición será a India y Nepal y viajaremos el próximo 8 de Julio. Las ciudades de Benarés y Katmandú nos van a ofrecer las mejores oportunidades para nuestros objetivos. Después van a venir otros destinos como Turquía, Cuba, Myanmar… de todo esto os informaremos puntualmente a través de nuestra web.
JAM
Fotos de Harry Fisch.