jueves, 28 de noviembre de 2013

Trekking al Santuario del Annapurna (Nepal)

Santuario del Annapurna
El Annapurna es una de las montañas más conocidas en la lista de los picos de más de ocho mil metros que existen en el planeta. La épica ascensión llevada a cabo por la expedición dirigida por Maurice Herzog en 1950, supuso que el hombre pisará por primera vez una de esas codiciadas cimas.
Cara sur del Annapurna I
La vertiente sur de esta montaña es una gran pared de cuatro mil metros de altura que se levanta vertiginosamente sobre el plateau conocido como Santuario del Annapurna. En esta cara, salvaje e inmensa, se han escrito importantes páginas de la historia del alpinismo, como la “primera” del inglés Chris Bonington, la trágica muerte de nuestro amigo Iñaki Ochoa de Olza o la ascensión en estilo alpino de Lucas y Bohigas.
Pero vamos a hablar del “Santuario” de ese lugar mágico y sagrado, donde los glaciares de más de una decena de picos de seis mil, siete mil y ocho mil metros aportan miles de toneladas de hielos que alimentan y conforman el rio Modhi Khola.
Para alcanzar este circo montañoso, situado sobre los cuatro mil de altura, habremos tenido que seguir el curso del citado río durante varios días por sus dos vertientes. La ruta comienza próxima a la ciudad de Pokhara y al recorrerla descubrimos bellos pueblos habitados por la raza gurung como Ghandruk, Lhandruk y Chumro. Desde las primeras jornadas en nuestro trek, sentiremos la presencia de los centinelas nevados que guardan la entrada al Santuario, al oeste el Hinchuli y al este el Machhapuchhare, grandes y bellas montañas de más de seis mil metros. Transitaremos por diversos ecosistemas propiciados por la rápida transición de las tierras bajas a las altas montañas a través de profundos valles. Encontramos arrozales, bosques, selvas de bambú y por fin la estepa de alta montaña que da entrada a los terrenos glaciares.
Machhapuchhare (6993 m)
Cuando los guardianes nos abren las puertas que celosamente custodian, el paisaje es majestuoso y de izquierda a derecha nos aparecen el Hinchuli (6441 m), Annapurna South (7219 m), Varahashikhar (7647 m), Annapurna I (8091 m), Khangshar Kang (7485 m), Tarke Tang (7193 m), Gangapurna (7455 m), Annapurna III (7555 m), Annapurna IV ( 7524 m), Annapurna II  (7937 m), Gandravachuli (6249 m) y el Machhapuchhare (6993 m). Hay que caminar despacio, disfrutar de cada paso y exprimir ese camino que, en no más de horas, nos llevará por encima de los cuatro mil metros de altura, hasta en corazón del Santuario.

Subiendo hacia el Santuario
Cualquier trekking en Nepal es fantástico pero este es algo especial, una joya, modesta en altura y en duración, pero ofrece un tesoro en lo más profundo de sus entrañas.

JAM






Cae el sol en el santuario

Machhapuchhare